24 de octubre de 2008

El Poncho y el Pájaro y sus columnas y otros columnistas

De Poncho Rentería no se nada más allá de sus columnas que publica semanalmente diario EL TIEMPO de Colombia (y tratando de buscar algo de él en el dios del internet: Google, me entero que también tiene un espacio de opinión en diario EL PAIS de Cali), y es por esa razón que me animo a escribir algo de él.

En vista de que cada vez que trato de redactar algunas líneas sobre la vida de alguien, siempre termino en copiar sus acciones más relevantes (con fuentes incluidas), por la fatalidad de no conocerlo y mi genética de admirar a prácticamente nadie, a lo mucho un profundo respeto para quien lo vale, el Poncho es la ocasión perfecta para inventar a alguien que existe.

El Poncho, para mí, es el arquetipo de izquierdista colombiano, intelectual de café o de aguardientico (eso por ahora no importa), un burgués bonachón al estilo de Alfonso Reece pero sin fanatismo e inclinado al otro lado de la balanza (left please). De estúpidos, sin sentido, chismosos y otros, son los comentarios que he leído de sus escritos; claro que otros lo apoyan pero en Colombia, en mi opinión, un país derechizado gracias a las (des) gracias provocadas por las FARC (y demás guerrillas), narcos y paras, y con un Álvaro Uribe como ángel de la guardia y pastor de los aterrados (indígenas marchan en Colombia, y ya por eso se habla de ellos como subversivos), pareciera que el Poncho no tiene espacio en el país del tintico.

Saliéndome un poco de lo que creo del Poncho: Al diario EL TIEMPO (en Cuenca también hay uno pero no es el mismo) lo comencé a leer desde el incidente de mi tocayo (para mi mala suerte) Reyes y la supuesta foto con el ministro Larrea. Me interesé en sus columnistas y todos ellos hablaban del eterno conflicto con las FARC, así le dedique un mes a pleno y sentí que en el vecino país del norte no existía pobreza, ni corrupción, ni delincuencia, solo guerrilla (es algo que me dejó perplejo: no solo que el conflicto armado provoca sus víctimas, sino que pone a un lado las soluciones para el resto de problemas colombianos). Pero la verdad es que después del periodo de intensa y serena lectura (porque la lectura serena, quiérase o no y hágase como se haga), al único que seguí fue al Poncho, porque además de arquetipo izquierdista y el resto de adjetivos de arriba, me recuerda a los colombianos tal los conozco: vivarachos, berracos y con una AK – 47 en lugar de lengua (lejos de la xenófoba descripción que me dan algunos amigos y paisanos guayacos). Además del sincero respeto, por la osadía del Poncho, claro está, de escribir sobre sus visitas a peluquerías, gimnasios y otros sitios de reunión frecuentes para el chisme, inventándose personajes que hablan del diario vivir colombiano (inclúyase aquí política, economía y demás).

En Ecuador en ese aspecto tenemos al Pájaro Febres – Cordero, quiteño nacido en 1950 y columnista de diario EL UNIVERSO; todos los domingos, con su cantadito quiteño y sin guardar mayor respeto a lo que algunos denominan el buen escribir (buen vivir, buen morir, buen dormir, etc.), escribe con humor y mordacidad sobre los eventos y personajes más importantes, transformando la realidad que nos inventan en la verdad que es, quitándole las caretas bajo las que se esconden sus actores (ah por cierto, la palabra persona tiene su etimología en la palabra máscara). Al principio, cuando un día decidí que debía comenzar a ojear los periódicos y ver que la realidad es algo más que un partido de fútbol o el contorneo de unas caderas femeninas, me pareció bastante raro que alguien con el apellido Febres – Cordero hablará de derechos humanos y se burlará de Gobiernos pasados (Santiago Roldós también se burla y critica sin ninguna misericordia a su familiar el loco), pero sin discriminación, lo leo domingo a domingo (su frase: los peores gobernantes son los que más nos alimentan de humor).

La verdad es que escribo esto, porque también me estoy cansando un poco del escribir técnico (con estadísticas y fuentes incluidas), por ahora intentaré destruir mi escritura, como Cortázar, para hallar mi estilo, y si sigo con la opinión corta, aunque la transición va a ser dura y lenta, del estilo del Poncho y del Pájaro (donde por fin el producto nacional es mejor que el extranjero) me apoyaré por el momento, además de que también me es bastante cansada la lectura de opinión de los diarios que normalmente he seguido. Recuerdo hace dos años, creo, cuando en el UNIVERSO leía a Aminta Buenaño, Javier Ponce, Pablo Lucio Paredes, y ahora (acepto que los reemplazos son necesarios) no tienen mayor letra que valga la pena. Escribe Joffre Campaña que es un asesor de Nebot (entonces porque también el diario guayaquileño no le da una columna a Vinicio Alvarado), y ahora me entero que se fue Xavier Flores y continúan los peleles y curuchupas de Pedro Valverde y Bolivar Castillo, respectivamente. Así que comienza una nueva búsqueda para no callar y vencer el miedo, que es lo que dice la imagen de ecuarrisa, que también tiene opinión, pero en EL COMERCIO.

Aquí, finalmente, escribo mis preferencias de lecturas cortas (la literatura dejémosla para otro rato), esperando opiniones, aportaciones, difamaciones y etc. Igual estamos juzgando la escritura de otros.

De Diario EL UNIVERSO:

- Lunes: Manuel Chiriboga y Simón Pachano.
- Miércoles: Nelsa Curbelo (profesora mía de Cátedra de la Paz).
- Sábado: Alfonso Oramas Gross.
- Domingo: El Pájaro Febres – Cordero y Walter Spurrier.

- Y lo mejor del UNIVERSO: El maestro Bonil y lo que nos viene de Paul Krugman, Thomas Friedman, Nicholas Kristof, Bob Herbert y Gonzalo Peltzer.

De Diario EL COMERCIO:

Sé que escriben César Montúfar y Francisco Carrión. A esos les recomiendo, y si quieren debatirse un rato a ustedes mismos, Carlos Alberto Montaner (aunque no lo tomen muy en serio).

De Diario EL TELÉGRAFO:

De los columnistas, la verdad que nada y peor aún, aunque desconozco las razones, cuando dejaron de publicar los escritos de Santiago Roldós. Pero el espacio de Firma Ancla es una delicia (manjares que por primera vez llegan al Ecuador), recomiendo: A Juan Cocco, Maruja Torres, Tina Zeraga y Javier Cercas.

De Diario EL TIEMPO de Colombia:

Valen la pena leer: Daniel Samper, Poncho Rentería y Sergio Muñoz Bata (por casualidad todos escriben los miércoles).

De Diario EL PAIS de España:

Léanse todas las opiniones y descubran sus preferidos, la verdad es que yo todavía no los tengo.

De Revista Vistazo:

Santiago Roldós y Patricia Estupiñán.
De Revista Interviu:
Lean semanalmente a Joaquin Sabina y Juan José Millas.

Y de blogs algo:

- El Pub De Cuenca (de estilo del Poncho y del Pájaro).
- Cultura B (hablamos como panas de rock, cine y libros).
- El de Xavier Flores Aguirre (mezcla de cultura y política).
- Investigaciones IO (desarrollo humano, lucha contra la pobreza, cambio climático, etc.).
- Post secrets (el blog más leído del mundo, donde artística y anonimamente la gente revela sus secretos).
- Pongamos que hablo de Christine (la polémica vuelta mujer (polémica es femenino (oh! tres paréntesis (no mejor cuatro, que por fin estoy destruyendo mi escritura y las 42 líneas fijas y mejor pateemos el tablero(Grande Maitena, ¡como amo a las feministas!, con tu frase, oops! cinco paréntesis)))), con unos comentarios de otros bloggeros, que por mala o buena suerte, la verdad es que áun no decido, no conozco, tal vez algunos con sus palabras e ideas también los he de inventar y los he de incluir como personajes extras de algún libro que algún día, si lo rutina me lo permite, he de empezar) ¿Por qué la bendita y maldita polémica se lleva más líneas que el resto? Empecemos a aplicar un poco de justicia social también en la literatura.

A estas nimias recomendaciones o páginas amarillas podemos, seguir ampliando la lista.

2 comentarios:

Benhur Chica dijo...

CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE SANTOS.

MENSAJE DE GABO AJUSTADO A LA SALVACIÓN NACIONAL
La Modernización de un País es imposible sin Técnica y Tecnología, y éstas son impensables
sin la Ciencia.


Señor Presidente:
Juan Manuel Santos.

Excelentísimo Señor: Permítame invocar al Espíritu Santo, para que guíe a Su Señoría hacia un Proyecto capaz de salvar a Colombia. Para inducir éste milagro, comenzaré con la Carta de despedida de García Márquez a sus Amigos que dice:

"Si por un instante Dios se olvidara de que soy una marioneta de trapo y me regalara un trozo de vida, posiblemente no diría todo lo que pienso, pero en definitiva pensaría todo lo que digo. Daría valor a las cosas, no por lo que valen, sino por lo que significan. Dormiría poco, soñaría más, entiendo que por cada minuto que cerramos los ojos, perdemos sesenta segundos de luz. Andaría cuando los demás se detienen, despertaría cuando los demás duermen. Escucharía cuando los demás hablan y cómo disfrutaría de un buen helado de chocolate.
Si Dios me obsequiara un trozo de vida, vestiría sencillo me tiraría de bruces al sol, dejando descubierto no solamente mi cuerpo, sino mi alma. Dios mio, si yo tuviera un corazón, escribiría mi odio sobre el hielo, y esperaría a que saliera el sol. Pintaría con un sueño de Van Gogh sobre las estrellas un poema de Benedetti, y una canción de Serrat sería la serenata que le ofrecería a la luna. Regaría con mis lágrimas las rosas, para sentir el dolor de sus espinas, y el encarnado beso de sus pétalos…
Dios mío, si yo tuviera un trozo de vida…no dejaría pasar un solo día sin decirle a la gente que quiero, que la quiero. Convencería a cada mujer u hombre que son mis favoritos y viviría enamorado del amor. A los hombres les probaría cuán equivocados están al pensar que dejan de enamorarse cuando envejecen, sin saber que envejecen cuando dejan de enamorarse! A un niño le daría alas, pero le dejaría que él solo aprendiese a volar. A los viejos les enseñaría que la muerte no llega con la vejez, sino con el olvido. Tantas cosas he aprendido de ustedes, los hombres… He aprendido que todo el mundo quiere vivir en la cima de la montaña, sin saber que la verdadera felicidad está en la forma de subir la escarpada. He aprendido que cuando un recién nacido aprieta con su pequeño puño, por primera vez, el dedo de su padre lo tiene atrapado por siempre.
Continúa...

liliana dijo...

Viene de:
CARTA ABIERTA...

He aprendido que un hombre sólo tiene derecho a mirar a otro hacia abajo, cuando ha de ayudarle a levantarse"....…

El mensajero de esta misiva, no pide como Gabo "un trozo de vida", sino que implora en sus plegarias al altísimo un ápice de su infinito poder, para exigirle al Espíritu Santo que guíe a Su Excelencia a encontrar y ejecutar un Proyecto capaz de salvar a Colombia. Para comenzar a realizar este milagro, invito a Su Señoría, a leer, criticar y debatir el blog: www.laultimaoportunidad.com
(Los Planos de la Patria Soñada), basado en las recomendaciones del Comité de los Sabios (Ciencia y Tecnología a manos llenas) promulgado en “COLOMBIA AL FILO DE LA OPORTUNIDAD” y ajustado a la Teoría de los Sistemas Auto-organizados.
La citada Propuesta pretende desarrollar al País Científica, Tecnológica, Cultural y Económicamente, en un lapso máximo de 15 años; Esta aseveración está sustentada por el siguiente hecho:
En el año 1.982, el autor publicó en la Revista DOS MUNDOS el artículo: "La Urgencia de una Política Tecnológica" (N° 6, p.p. 19-21, Viena), cuyas ideas centrales son análogas a las descritas en el citado blog. Tailandia, Taiwan, Singapur y Corea, países que en la década del 80 tenían un desarrollo equiparable al colombiano, adoptaron una política nacional similar a la diseñada en dicho artículo, y hoy en día son naciones pujantes que compiten con todas las potencias industrializadas, en todos los mercados del mundo y cada uno tiene un P.I.B. superior a 6 veces al de Colombia. Todo lo anterior demuestra la veracidad de ésta Propuesta. El citado blog también contiene (entre otros artículos) el DECÁLOGO DE LA PAZ: 10 preceptos fundamentales para obtener la paz en Colombia en un término de 3 meses. ¡ Quién lo creyera ?, pero - hay que leerlo para creerlo -.

Sería un ditirambo para el autor si Su Señoría se dignara leer el citado blog.
Con respeto y sentimiento patrio, me suscribo de Usted.

Atentamente:

Benhur Chica Giraldo, M. Sc.
Profesor Jubilado U. N. Colombia.
Véase en Google.-