15 de octubre de 2008

Estados Unidos y Derechos Humanos

Alfonso Reece, en el UNIVERSO a finales de Junio, escribió: La gran nación norteamericana y sus instituciones continúan siendo la mayor reserva moral de la humanidad... En la película “The Barbarian Invasors”, mi diálogo favorito, por su contenido, es cuando el protagonista del film, moribundo, habla con sus amigos de cómo la inteligencia siempre llega al mundo de forma colectiva: Sócrates y Platón juntos son un ejemplo, pero mayor relevancia le otorga a 1776, año en que se juntaron Washington y compañía. Algo semejante debió experimentar Reece mientras escribia su columna.

Pero ese EUA es el del pasado, y Reece lo acepta al afirmar que en la retoma estricta de sus principios originales (Constitución) reside el futuro de la libertad, la democracia y la prosperidad en toda la Tierra. La reflexión de "EUA del pasado", no solo viene de haber apoyado a Somoza, Stroessner, Pinochet, y muchos otros, sino también de los hechos presentes:

En EUA, 7 millones de personas habitan en cárceles o viven bajo libertad condicional y 1 de cada 31 está bajo supervisión judicial; en la comunidad afroamericana la cifra aumenta a 1 de cada 9 personas las que están tras las rejas. Sólo se le acerca China (con un régimen represivo y 4 veces su población) con 1.6 millones de reos. Para Sergio Sotelo (investigador): no es solo el celo legalista y la jurisprudencia de la mano dura la causante de las cifras, también se remite a los altos niveles de violencia de la cultura norteamericana; la severidad de las condenas (10 años es algo normal); el fervor de la lucha contra las drogas ilegales; la falta de una red de asistencia pública que sirva de soporte para quienes se encuentran en situación de carencia o marginalidad, y el “temperamento nacionalista” a la hora de dictaminar leyes. De este último punto, es preocupante la ley aprobada (por la Cámara de Representantes) el 23–10–07, donde según Ramón Pedregal (Revista Pueblos): se permite interrogar, juzgar y encarcelar a los disidentes, a través de un Acta de Prevención que puede recoger todo tipo de información sobre los ciudadanos. Así podrán estar alertas de posibles estudiantes y profesores que no estén de acuerdo con las políticas del Gobierno. En pocas palabras: perseguidos por sus ideas. ¿No les viene a la memoria McCarthy o la Inquisición?

Las guerras de la era Bush (después del 11-S) han sido la negación absoluta de los derechos humanos. Así se invadió Afganistán e Irak (sin armas de destrucción masiva), asesinando a niños, mujeres y civiles ajenos al conflicto, mediante la contratación de mercenarios a sueldo; además de haber sistematizado la tortura, desapariciones y ejecuciones extrajudiciales. De esto último se tienen como pruebas las fotografías de Abu Ghraib, Guantánamo y el informe de “Médicos por los derechos humanos”. Aquí se detallan las torturas recibidas por 11 prisioneros después liberados sin habérseles encontrando ninguna acusación: A todos los golpearon, a uno lo sodomizaron con un palo de escoba, , tres dijeron haber recibido choques eléctricos, se los humillaba sexualmente, se les privaba el sueño, entre otras abominaciones. Como dice Bob Herbert, la tortura es un ataque criminal contra el ser humano. Torturas haciendo a un lado la Convención de Ginebra y utilizando ciudadanos norteamericanos para llevarlas a cabo (no es esta la única forma), todo mediante el “limbo legal” de que Guantánamo no está en la jurisdicción norteamericana o que Irak y Afganistán son “estados fracasados” sin protección de los convenios internacionales. Así también los EUA no se suman a la Corte Internacional Penal de la Haya y mantienen a más de 13 mil indocumentados encarcelados sin juicio alguno.

Todo esto pasa mientras nos hacemos de la vista gorda y esa afirmación de Jim Carter de “los derechos humanos inventaron a América” cada vez va quedando atrás.

Nota final: Los actos del Ejercito de EUA en Afganistán e Irak son de tal cantidad que se podría construir una biblioteca del horror con sus relatos. Abajo dejo una pequeña introducción.

FUENTES:
1776, por Alfonso Reece.
http://www.eluniverso.com/2008/06/30/0001/21/1F6A5AB0DC494940A4F57219E3A7C970.html
Un país entre rejas, por Sergio Sotelo.
http://sselblog.wordpress.com/2008/07/28/un-pais-entre-rejas/
Los derechos humanos en Estados Unidos, por Ramón Pedregal Casanova.
http://www.revistapueblos.org/spip.php?article884&var_recherche=estados%20unidos%20derechos
Demasiado Humano, por Bob Herbert.
http://www.eluniverso.com/2008/07/02/0001/21/EBBF5E6B744342DC90A04E5EAA474F07.html
La tortura como procedimiento: De Abu Graib a la Base Naval de Guantánamo, por Ángeles Diez
http://www.revistapueblos.org/spip.php?article14&var_recherche=estados%20unidos%20derechos
Derechos humanos en EE.UU.: el espejo rojo, por Brett Allan King.
http://www.revistapueblos.org/spip.php?article1316&var_recherche=estados%20unidos%20derechos
Canción contra la tortura, por M.Cerdan.
http://www.interviu.es/default.asp?idpublicacio_PK=39&idnoticia_PK=53365&idseccio_PK=558
Estados Unidos y los Derechos Humanos, por Tribunal Dignidad, Soberanía y Paz contra la Guerra.

No hay comentarios: