17 de octubre de 2010

Conociendo el porqué de las contradicciones...


De acuerdo a las declaraciones del presidente Rafael Correa, publicadas en el diario EL UNIVERSO el 12 de octubre, cien mil ciudadanos acudieron a rescatarlo el día de la sublevación policial. Lo que resulta extraño de escuchar porque ese 30 de septiembre, en las imágenes mostradas por la televisión, se podían estimar como mucho dos mil personas en las afueras de la Plaza de la Independencia, en horas de la mañana, con las banderas verde limón de PAIS y en señal de apoyo; luego, a la tarde, la televisión pública que había monopolizado la sintonía no trasmitió en ningún momento dicha marea humana en las afueras del hospital, un acontecimiento que sin ninguna duda hubiera sido positivo para el régimen; y en la noche, con el Mandatario llegando triunfante, tampoco se podría calcular que hubiera dicha cantidad de simpatizantes. Ni siquiera en la marcha del viernes tan publicitada por radio y correos electrónicos, para defender la Revolución, se habla de una cifra de cinco ceros.

Además en la misma edición de EL UNIVERSO se publica que el Gobierno no decretó feriado al lunes 1 de noviembre. Pero dos días después aparece una rectificación por parte del Secretario de la Presidencia para señalar que el 1 será considerado parte de las festividades que se extenderán hasta el miércoles 3.

PERSONAL: Tal vez la razón de estos datos erróneos y contradicciones se deba a que la información fue suministrada por los Servicios de Inteligencia de los que depende el Ejecutivo, los mismos que no fueron capaces de detectar las inconformidades de la policía y no supieron prever las tamañas protestas que se avecinaban con sus lamentables consecuencias.

Unos organismos que son el reflejo de quienes lo crearon, reestructuraron y les dieron su apoyo. Después de todo hay que recordar que este es un Gobierno que quiere quedar bien con todos y para eso debe caer en muchas contradicciones, llevándolo en varias ocasiones al olvido de sus propias declaraciones, como muestra basta traer de la memoria el suceso de ¿Quién fue el estúpido que dijo eso? – Usted señor Presidente, usted. Lo no previsto es que las personas difícilmente olvidan las promesas.

Una lástima la mayor caída en el populismo porque muchos de los que votaron por Correa lo hicieron debido a que en sus propuestas había una planificación y cierta coherencia en sus ideas. Algo que se ha perdido para empezar a tratar de retrasados a las personas, viviendo de las encuestas de popularidad y no de la búsqueda del desarrollo.

No hay comentarios: