7 de junio de 2008

Morelliana

Concluí de leer “Rayuela” de Julio Cortázar hace siete meses y en todo ese tiempo hasta ahora, tengo muchos pensamientos respecto a lo que se relata en el libro: Imagino aún a la maga en sus andanzas por París mientras observaba mendigos enamorados, a Oliveira y el por qué de escribir su nombre Holiveira, al club de La Serpiente escuchando jazz mientras los vecinos se quejaban, a Talita y Traveler, y otros más. Mi personaje favorito es Morelli y sus Morellianas, el cual me dio una de las principales razones por las que ahora escribo, de una manera informal y casi anónima que disfruto.

En uno de los capítulos que no son de lectura obligatoria y rompen todo orden tradicional de contar una historia, Morelli señala el encanto de poner en escrito las cosas en bruto, ya sea reflejado en un dibujo que solo el que está al tanto de la historia puede entender; o poniendo las palabras a secas, sin utilizar adjetivos para adornarlas.

La mayoría de los que estén leyendo lo escrito en estas líneas, no comprenderán el por qué este pasaje de uno de los capítulos dedicados a Morelli, es una de mis razones para escribir, pero repitiendo lo señalado en el párrafo anterior: Solo el que está al tanto de la historia lo puede entender, entonces ese sería solo yo. Igualmente alguna fuerza me lleva a explicarlo.

El genial Bonil dentro de su blog personal (ver más abajo las fuentes), nos presenta un cortometraje proyectado en el Festival de Cine de Cannes 2007. El video es una animación del cuento de José Saramango (Premio Nobel de Literatura) “La flor más grande del mundo”. Aquí las imágenes hablan por sí solas y no son necesarias las palabras, a excepción del principio y el final donde Saramango nos relata su dificultad en escribir cuentos para niños.

Cuentos para niños que se le hacen muy difíciles de escribir a él, porque debe hacerlo con palabras muy sencillas, porque además de elegir las palabras debe tener la habilidad para explicar la historia de una manera muy clara y tener la paciencia para saber contarla.


Esa es la razón de mi pasión por leer primero y después por tratar de escribir, porque puedo utilizar palabras duras, expresando los hechos por sí solos, o puedo relatarlos, adornando las historias, tratando de provocar sentimientos; y al final siempre estaría contando lo mismo. Escribo porque en el plasmar las palabras está la libertad maximizada y estoy yo, resumido en un montón de letras que tratan de formar ideas y decir lo que pienso y creo.

Escribo sin saber escribir, sin tener una estructura predestinada, de la misma razón que lo hacía aquel viejo enamorado en el libro de García Márquez “Memoria de mis putas tristes”. El escribía simplemente basado en el sentimiento de poder decir todo lo que había leído.

Hoy escribí esto para sentirme libre, tal vez mañana siga hablando de medio ambiente o desarrollo humano que tanto me gusta.

Dejo dos reflexiones como esquirlas, una relacionada con la lectura y otra con el escribir: En la primera cito a Saramango que nos dice ¿qué pasaría si las historias para niños fueran de lectura obligatoria para adultos? ¿Seríamos capaces de aprender lo que tanto tiempo venimos enseñando? Por eso me gusta tanto leer, porque siento que me renuevo cada día y no existe lo finito; y en cuanto a la escritura, no sigo una estructura aprendida en clases, porque como dijo Cortázar “es muy fácil advertir que cada vez escribo menos bien, y esa es precisamente mi manera de buscar un estilo”. Acabo de caer en cuenta que citando a tantos autores busco mi estilo.

Fuentes:
Rayuela, escrito por Julio Cortázar.
La flor más grande del mundo, de José Saramango, publicado en el blog de Bonil.
http://bonilperiodismo.blogspot.com/2008/04/la-flor-ms-grande-del-mundo.html
Julio Cortázar, un narrador para lectores cómplices, escrito por Mario Benedetti.
http://www.literatura.us/cortazar/index.html

3 comentarios:

*Dayán Lorank* dijo...

Increíble

Pseudotico dijo...

sin palabras, más d dos años dspues d q te leiste el libro yo me lo estoy terminando ahora, el segundo orden d hecho, bastante seguro (dspues d hacrlo) d q s mejor leer primero sin los extra y dspues con todo...d todas maneras, ste libro s un punto y aparte, no apto para cualquier publico. part dl (¿triste? o ¿hermoso?) caracter elitista d la cultura.
Pero bueno, apart d eso, me encanto la frase d xq lees, creo q fue borges el q dijo q ESTABA MAS ORGULLOSO D LO Q HABIA LEIDO Q D LO Q HABIA SCRITO. Muchos si bien no llegaremos a scribir como borges, n calidad, o fama, o tal vez si...n fin, leemos xq qremos dcir algo, conociendo q c ha dicho y como lo han dicho.
Exc entrada.

Raul Farias dijo...

No me acordaba de haber escrito esto, pero bacán que pasen y sigan por aquí... saludos