5 de febrero de 2011

Rupturas

En “Soldados de Salamina” Javier Cercas cita al fusilado Sánchez Mazas al que le gustaba citar (lo había escuchado del poeta Antonio Machado) a Oswald Spengler cuando decía que un pelotón de soldados es el que al final salva la civilización. En Túnez un universitario-vendedor-de-legumbres se rocía con gasolina y se prende fuego para iniciar, sin saberlo, la caída de un régimen; y Baby Doc como si nada hubiera pasado, aclamado por algunos, vuelve a Haití, para recordarnos que a pesar de todos los avances alcanzados en materia de democracia y libertades, de los últimos años, la dictadura no es tan pasado como parece, y está a la vuelta de la esquina haciendo flexiones de pecho y tomando esteroides, esperando su oportunidad.
A aquellos que ven con envidia lo que sucede en Egipto, porque no pasa en el país, habría que recordarles, porque la historia lo dice, que las probabilidades de que al final de las protestas el poder sea tomado por un grupo radical con rasgos de talibán, es bastante alta. Fue (es) lo común en África Subsahariana, Medio Oriente y Lejano Oriente.

Por estos días, en Ecuador, rompió Ruptura con el régimen. Para bien a primera vista. Los asambleístas con tendencia (digamos) progresistas ahora no se ven atados por las decisiones impulsivas del régimen. Tienen mayor libertad para señalar sus puntos de vista sobre ciertos temas delicados, votar y hacer lobby. Lo de fondo, lo malo, es que desde la vuelta de la democracia en el país ningún partido político se ha consolidado. Seguiremos votando por personajes improvisados que no recuerden la politiquería de siempre, y/o por el que tienen suficientes recursos económicos para financiar una vasta campaña electoral. La lista 35 se está resquebrajando y junto a Correa queda el grupo más autoritario de los Mera, Alvarado y Patiño, y el de los zalameros de Panchana, Rodríguez y Vela (lamentablemente las mayores cabezas guayaquileñas herederas del estilo Febres-corderista). Los de más de una maña.

Abro el Facebook y me escupe la frase de una amiga diciendo que esos que se fueron del movimiento de gobierno son unos oportunistas que llegaron al poder gracias a Correa. Puede ser… Por mi lado voté por Alberto Acosta por ser Alberto Acosta, y lo mismo por otros. Igual es pasado, y todo lo que es pasado, como mencionaba Bolaño (creo), está podrido…

La publicidad de los diarios grita que ya se llevan más de un millón de firmas para la revocatoria de mandato impulsada por Carlos Vera. Tal vez gane el No en la consulta popular. Tal vez gane el que Correa se vaya a la casa. Y después… ¿Egipto?...

No hay comentarios: