21 de noviembre de 2010

Harry Fucker


Lo siento. No hay post. A la del príncipe mestizo me llevaron y me quedé dormido. Nunca me había aburrido tanto en un cine. Y todo para ver al viejo morir. La única parte decente fue cuando Harry casi mata al pelado rubio. Al resto por la tele y nunca completas. En partes. La que dirige Cuarón, la que sale el genial Gary Oldman, es la mejorcita; el rato en que infla a la madrastra: chévere. Nada más. Tal vez en la que competían los colegios la parte de los dragones.

De sagas me sobra con El señor de los anillos y Star Wars. La Rowling se va por el lado fácil y eso es no querer a sus personajes. Los millones que le ha dado Harry es la verdadera magia. Muere o no. Presenciar la pelea contra el tipo con cara de serpiente. No interesa. Tengo más interés en Velódromo de Fuguet que la quinta del mago. Aunque tal vez en estos días, ante la insistencia del resto por saber qué pasa, para no ser un completo antisocial, me vea entrando a un cine sin nada más que hacer. Necesitaré una almohada pequeña o un buen Red Bull.
P.D. Hasta la fecha tampoco he visto Avatar y no creo haberme perdido de algo espectacular...

2 comentarios:

*Dayán Lorank* dijo...

Yo tampoco he visto Avatar...

Raul Farias dijo...

DL, bacán, conozco a otros qen la misma situación

Y gracias por los otros comentarios

SAludos