24 de mayo de 2008

Mete gol gana

El año pasado en el Maac cine, durante la presentación anual de los Encuentros de otro cine (EDOC), cuando realmente valía la pena ir a este establecimiento por su programación y administración, se presento un documental del director ecuatoriano Felipe Terán, que reflejaba la situación de los niños del Chota y las esperanzas y sueños de la mayoría de estos, que consistían en volverse futbolistas, único modo de escapar de la marginación y carencias. “Que lindo puente el de Juncal… pasan los carros para Tulcán” nos dice una canción de la zona y como señala Daniel Avilés, este puente es lindo porque solo es de pasada y no nos detenemos a ver cómo vive la gente del lugar.

Lorena Giachino Torrens está presente este año en los EDOC, con su obra “Reinalda Carmen, mi mamá y yo”. Ella nos enseña con su película sobre la dictadura chilena, a tratar de mantener esa memoria colectiva que lleve a una nación hacia delante, recordando por donde todo el país ya ha caminado,.

Para algunos esa memoria colectiva, esa forma de vernos como nación y como otros nos ven se puede plasmar en el cine, en imágenes que como otro autor señalaba “es el álbum de fotos de nuestra historia”. Entonces ¿es necesario que se propaguen este tipo de actividades culturales, alentando a directores para que sigan innovando e incitando al público para que se entere de nuestra realidad tan cercana? Si Tania Hermida (directora de cine y asambleísta) se esfuerza por presentar imágenes dentro de la Asamblea, para dedicar espacios al debate y análisis de hechos anteriores (el recorrido del primer barril de petróleo), o de sucesos en otras partes del mundo (documental estadounidense acerca del fanatismo religioso en algunas escuelas). También sería importante y rescatable que se eduque y recuerde a toda la ciudadanía mediante las casas de la cultura u otros organismos estatales o independientes, el por qué estamos como estamos.


Tranquilos escritores, ya sé que ustedes también documentan y relatan a un país, el cómo vivimos, hacia donde vamos o aparentamos ir y los anhelos de algunos; pero es de importancia recordar que se están discutiendo en Montecristi los textos relacionados a la comunicación, y sinceramente es preocupante los impedimentos y el tipo de regulaciones que quiere dársele, donde el Estado a cualquiera, puede prohibir o acusar de provocar el caos en los ciudadanos por proyectar imágenes de sucesos que nos pasan a nosotros (a todos los seres humanos). Imagínense si por ser violento se prohibe mostrar en los noticiarios las actuales protestas xenofóbicas en Sudáfrica o las represiones a los activistas en favor de un Tíbet libre, imágenes que desde hace cuarenta años nos han permitido formar nuestra conciencia social, y que nos han alejado un poco de esa verdad tan absoluta que tienen los números, con los que un oficial de la marina nos quiso engañar diciéndonos que la producción petrolera ha aumentado.

Pareto (el mismo de la ley del 80 y 20) propuso alguna vez un anarquismo o forma de disminuir el peso del Estado, y el profesor Weiner perfeccionó la teoría, donde la comunicación es el cimiento de la sociedad y basado en ella todos podemos ser libres. Suena bastante bonito, lástima que la comunicación esté a expensas del mercado.

Fuentes:
Vivir y pensar como puercos, por Gilles Chatelet.

Zapatos, monedas e ilusiones, por Daniel Avilés.
http://www.cinememoria.org/edoc.php?c=447
Queremos dar vuelta a la página, entrevista a Lorena Giachino Torrens publicada en el diario EL UNIVERSO, el 18 de mayo del 2008. http://www.eluniverso.com/2008/05/18/0001/260/70C8406A8B7D4A76BC632F8241D18778.html

No hay comentarios: