7 de mayo de 2012

Oda a Mad men

Hoy Juan Fernando Andrade en su blog me recordó uno de las mejoras cosas que he visto, oído y sentido. Don Draper (Dick White) con voz en off diciéndonos que quería levantarse y ser ese hombre. La verdad pura y dura a manos de un embacaudor. La excusa era que todo estaba por romperse.


Tengo ganas de comprarme las cajas y ver todo Mad men de nuevo, de una sola y larga línea, aspirando al máximo y esperando que llegue al cerebro pero no lo destruya. Con Marcela quedamos como locos con este capífulo, con mi jefa casi me peleo porque me dijo que la serie parece una telenovela. Mad men es difícil de explicar, no se puede resumirlo en que es de la vida en los sesenta, o de la publicidad décadas atrás. Va mucho mas allá. Todo se reduce en Don Draper y sus momentos de soledad, monstrándose finalmente. De la condición humana...



No hay comentarios: