16 de abril de 2012

Para Kurt

Ayer Página 12 publicó una carta del escritor Douglas Coupland para Kurt Cobain. Hoy la leo... Bajé a primera, STOP, prendo direccionales para que nadie me choque y freno de mano para no irme cuesta abajo. La belleza de la melancolía. Cada acto, cada segundo tiene a sus espaldas una historia infinita. Escuchar Nirvana es un estado. 18 años es la edad para votar, cuando alguien de una patada te dice que eres un adulto. Kurt nunca lo fue. Un niño rubio baila en mi cabeza buscando una niña, o buscando ESO. Siempre parece que fuera a dejar de ponerlos, pero a la larga mi subconsciente o los astros permiten que vuelva... Llega la calma, todo está en orden...

La respuesta reflexiva de todo el mundo era bromear sobre el tema, pero finalmente no podíamos. Dentro de nosotros hay discos de 33 1/3, y hacer una broma sobre vos era lo mismo que pasar una aguja por ese disco, la ironía estaba descartada. Hacíamos bromas, en cambio, sobre las compañías discográficas y sobre ambulancias italianas y sobre comida de hospital, pero nunca sobre vos. La radio pasaba tus canciones una y otra vez, siempre con la misma noticia: no hay noticias.

El chico de ayer.



No hay comentarios: