15 de julio de 2010

The perfect girl


Al ritmo de marcha, con sonido de teclados, empieza una canción ochentera con el mismo título, que en sus versos el vocalista habla de haber conocido una extraña chica, venida de otro planeta, que no se le entiende una palabra y si embargo (o sobre todo) él se enamora de ella. Quienes la compusieron fueron The cure, que recordando su juventud tocando en algún garaje, su posterior fama y miles de admiradoras, sus viajes y musas que los inspiraron, igual al sonido de una guitarra que saca a un desesperado del oscuro laberinto de su cabeza, vieron claramente a la chica perfecta como alguien de la que poco se sabe. La perfección gracias a la ignorancia, donde la imaginación junto a un par de casualidades (para sacar de la monotonía) llena los huecos de la fantasía. «Las mujeres perfectas son las creaciones de hombres imperfectos» escribía el Pescado Andrade en HD.

Alice Eve es guapa, pero no tanto como para dar un riñón; y su personaje de Molly en She’s out of my league no resulta irresistible, de la forma en que lo fue Kristen Stewart en Adventureland, o totalmente desequilibirada como Kate Winslet en Eternal sunshine... Mucho menos comparable a Annie Hall. Rubia de cuerpo compacto, segura de sí misma, proveniente de una familia rica, graduada de abogada en una universidad Ivy League y con un negocio propio, es la plegaria de toda madre cuando el hijo le dice que le va a presentar una novia. Una envoltura perfecta, causante de envidia entre hermanos y orgullo de padre (y ella de vez en cuando coqueteará con él), que para mantenerse en esa postura de deseada e inalcanzable a la vez deberá mantener ciertas distancias y prohibir primeros planos, porque mientras más se sabe de ella, se conocen sus gestos, no se descubre que le gusta, digamos, comer con las manos, jugar en la lluvia y ensuciarse de vez en cuando (le gusta el hockey), las mismas películas o no se demora a la hora de estar lista para salir, se vuelve real. Lo que en esta ocasión no es bueno para los negocios. La mayor falla: no haberle dado una personalidad completa a Molly, lo que a diferencia si hicieron, por ejemplo, con el personaje de vecina de al lado de Elisha Cuthbert en The girl next door, que no resulta memorable pero sí muy disfrutable.

Aunque, con el exterior más dulce que el interior, después de todo se comprende el porqué Kirk, personaje principal, cae a los pies de Molly. A Kirk le da vida el comediante, alto y flaco como una lombriz, Jay Baruchel, un actor perfecto para los papeles de joven inocente, con buenas intenciones, respetado por pocas personas, que anteriormente no has regalado al demente admirador de Led Zeppelin en Almost Famous, al soldado amigo de Ben Stiller en Tropic Thunder, a un lento boxeador en Million Dollar Baby, entre otros, y que ahora interpreta a un fracasado agente de seguridad de un aeropuerto, que vive con su perra y cruel ex y con sus padres, objeto de dolorosas burlas de su hermano y con un grupo de amigos, todos de diferentes e irracionales personalidades, que no saben de lo que están hablando, que por esos bizarros momentos de la naturaleza donde se quiebran las reglas, conoce a la chica soñada por él y el resto. Lo extraño: ella también está atraída por él. Russell Crowe en A beautiful mind ya decía que nada está escrito en cuestión de gustos, cuando salía con la guapísima Jennifer Connelly.

Las críticas que recibió la película eran para esperar caerse al piso de la risa (sucede con Virgen a los 40). El resultado final es una buena comedia con un director jugando a lo seguro, queriendo dar el mensaje que de vez en cuando las fantasías se vuelven reales y no hay que dejarlas escapar. En escenas como la del baño se nota que se pudo arriesgar mucho más y llegar a los excesos de lo hilarante. Mucho mejor a, digamos, The bounty hunter aunque la diferencia para llegar al diez es inmensa. Al igual que Molly, después de conocerla completamente, termina siendo un siete o un ocho…





5 comentarios:

Manu Sava dijo...

dónde la encontraste para verla?

Raul Farias dijo...

en cualquier tienda pirata de Gkill... esta por cualquier lado

saludos

Manu Sava dijo...

Ya la vi, la pelicula no es para un diez pero si para pasar una buena tarde de risas, me he reido!

Raul Farias dijo...

Bacan viejo, avisa si hay alguna buena peli porque en las tiendas piratas ultimamente ni idea que llvarme

Gallo Pelón dijo...

Dos recomendaciones:

Hunger.

Valhalla Rising.

No las vi en tiendas todavía pero sé que las tienen santitosdvd.com, y si prefieres ahorrarte el dólar cincuenta por película puedes bajarlas.

Saludos.